miércoles, 4 de enero de 2012

Tiempo al tiempo

Caías en un abismo profundo.
Te alejabas de todo lo que te quedaba.
Se desmoronaba tu coraza y dejabas paso a las lágrimas.
La soledad de tu morada te acompañaba, creando un ambiente difícil de soportar.
Pero ahí estabas tú.
Contra todo pronostico intentando salir adelante.
"Solo un día más" Te repetías una y otra vez. Incumpliendo tu palabra en cada nueva salida del sol.
Pero a veces, sonreias, mirabas al cielo desde tu ventana y dejabas atrás el dolor, para sonreir... para ser feliz durante unos míseros segundos.
"Ellos no te querrían ver así" Era la frase que te proporcionaban los sabios labios de tu psicólogo.
No entendía, que tú solo pedías tiempo.
Y estabas de vacaciones, ¿A quien cojones le importaba si te encerrabas en tu habítación, en tu casa, o en tu corazón sin límite de tiempo?
Porque después de su muerte, habiéndote dejado sola, seguían en tu cabeza.
Sus rostros desfigurados por el fuego, tus intentos por llegar al móvil que había ido a parar un metro lejos de tu alcance y tu pierna apresada por el hierro, haciendo imposible tu propósito.
El puto coche, el puto accidente, la puta espera...
No se llegó a tiempo.
Sin duda, ese fue el peor día de tu vida... habría más días, no peores, pero en tu mente te repetías incansablemente que no te podías rendir, llevabas a tus espaldas la carga de vivir por ellos.
Y nadie te quitaría ese privilegio.



Volviendo a la situación actual, a tu estancia en soledad y dejando de lado tus grandes planes para tu futuro...
Tiempo al tiempo.

3 comentarios:

  1. Tiempo al tiempo... Hermosa entrada genia. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Como dice Flopi..tiempo al tiempo!

    espero tu visita!:)

    ResponderEliminar

Ponme algo bonito :)